2 actividades prácticas para hacer con tu bebé en casa

Muchos de vosotros, papás y mamás os haréis las siguientes preguntas:                     

¿Cómo puedo jugar con mi bebé de menos de doces meses? ¿Qué actividades puedo realizar para fomentar su estimulación? ¿Es demasiado temprano para poner en práctica este tipo de ejercicios? ¿Cuáles son los juguetes más adecuados?

Estimular y jugar con los hijos es algo beneficioso tanto para los padres como para los más pequeños, la edad no es un impedimento siempre y cuando, los juegos o actividades que se realicen estén adaptados a su nivel de desarrollo.

Durante esta primera etapa de su vida y evolución lo más importante es estimularlos a todos los niveles. A lo largo del primer año de vida, los bebés comienzan a ser conscientes de cada una de las partes de su cuerpo así como de sus sentidos.

De ahí, que todos los juegos que se proponen durante esta fase estén relacionados con la estimulación, tanto a nivel cognitivo, como sensorial, motriz y social. Estas experiencias son sumamente enriquecedoras ya que es el medio por el cual comienzan a interactuar consigo mismos, con su entorno, a conocer su cuerpo y el mundo que les rodea.

La situación actual nos obliga a estar todo el tiempo en casa por lo que vamos aprovechar esta coyuntura sobrevenida como una oportunidad para aprender y adquirir herramientas que nos ayuden a favorecer este tipo de aprendizajes en los bebés.

A continuación os voy a explicar dos actividades muy fáciles de realizar en casa y que lleve a cabo con mis alumnos bebes en clase de una escuela Montessori en Londres.


El baúl musical para ejercitar la estimulación auditiva


Para facilitaros una serie de consejos prácticos, os recomiendo una serie de actividades para bebés de 0 a 1 años.

¿Qué necesito para realizar esta actividad con mi bebé? 

1 - Baúl/ Caja

2 - Instrumentos musicales o sonajeros

3 - Manta sensorial

A través de este ejercicio, lo que se busca es propiciar el despertar de los sentidos y destrezas del bebé. Intentando que mediante el sonido, el niño, vaya adquiriendo agudeza auditiva y al mismo tiempo visual, moviendo la cabeza de un lado a otro mientras busca el sonido. Con ello, logramos que reconozca los diferentes sonidos de su entorno y vaya moviéndose hacia los mismos.


El balanceo divertido para ejercitar la psicomotricidad gruesa


¿Qué necesito?

1 –Rulo o pelota de playa

2- Juguetes llamativos

El objetivo de este juego es fomentar el inicio del gateo, para ello colocaremos al bebé encima de un rulo y lo balancearemos hacia delante y hacia detrás para que aprenda a posicionar sus manos y piernas y a coordinar sus movimientos.

Nos ayudaremos de juguetes atractivos y llamativos, para conseguir captar su atención y que sienta el impulso de moverse hacia ellos para interactuar y cogerlos. De esta forma conseguiremos que se divierta mientras ejecuta esta actividad.

 

 

 

Cristina Caselles