Maternidad saludable y segura

Maternidad saludable y segura

Para lograr una maternidad saludable y segura, es importante mantener una constante visita prenatal, además de tener los cuidados oportunos a la hora del parto y después del mismo. Asimismo, el apoyo y la atención de la familia durante este proceso son factores realmente importantes.

Aunque llegue a parecer un poco dramático, una constante revisión médica, y el amor y apoyo de la familia mantendrán al bebé y a la madre saludables y lejos de la muerte.

A la hora de traer un bebé al mundo, es importante resaltar una y otra vez, la importancia de mantener una buena salud y realizarse las revisiones oportunas, pues de esta manera tanto el bebé como tú se encontrarán sanos y bien en el lapso de tiempo futuro y presente.

Es por lo importante que es mantener un embarazo seguro y saludable, además de un postparto en las mismas condiciones, que se ha creado este post. En el mismo, se relatan las mejores formas de cuidar tu salud mental, además de la física, y la de tu bebé en este proceso ¡no te lo pierdas! 

Cuidar un embarazo en tiempos de pandemia

En la actualidad se viven tiempos muy distintos, productos de la pandemia del coronavirus, lo que amerita de mayores cuidados a los habituales para una maternidad saludable y segura. A continuación, te presentamos algunos puntos que debes tener presente durante el embarazo en estos tiempos:


  • Cuidados médicos prenatales: En caso de que sea tu primer embarazo o te encuentras recién comenzando el tiempo de gestación, entonces lo mejor es comenzar con los cuidados prenatales necesarios, de esta manera un especialista en el área comenzará a seguir el embarazo. Realizar las evaluaciones pertinentes ayudará a un desarrollo saludable del bebé.

Asistir a estos controles o cuidados prenatales contribuirá a mantener un embarazo saludable, además de que se logrará percibir a tiempo si algo malo está ocurriendo, por lo que se tomarán las acciones necesarias a tiempo y se evitará en lo posible un parto prematuro o algo mucho peor para el bebé y la madre.


  • Higiene y distancia: Es importante que ante la pandemia que se vive en la actualidad se mantenga la distancia prudente de las demás personas, más si se encuentra embarazada. Se debe alejar mayormente de personas con algún síntoma de resfriado o bronquitis.

Tampoco se debe recibir ni dar demostraciones físicas de cariño, por más que se desee. El uso de las mascarillas y la limpieza con alcohol de las manos cuando se encuentra fuera de casa es muy importante, asimismo, lo preferible es salir solo para lo necesario.

No olvides mantener tu hogar lo más limpio posible, que en ningún momento se descuide la higiene en las superficies del mismo.

Cabe mencionar, que el apoyo y los cuidados de un familiar, el padre del bebé o de tu pareja, son partes vitales de una maternidad saludable y segura, más en estos momentos tan críticos.


  • Cuidados pertinentes en el embarazo: No bebas alcohol ni fumes o consumas drogas, tampoco realices actividades o deportes de alto riesgo, ni ingieras ningún producto no apto para mujeres en gestación.

En caso de que poseas algunos de los siguientes síntomas o molestias, es importante que recurras a un centro médico de manera urgente, por ti y tu bebé: molestias a la hora de orinar, vómitos excesivos, sensación de pérdida de líquido al punto de humedecer la ropa interior, sangrado vaginal, fiebre, contracciones, dolor de cabeza recurrente, hinchazón en pies, rostro y manos, y el percibir que el bebé no se mueve aun cuando hay estímulos externos.


  • Ejercicios de bajo impacto para el embarazo: Comenzar una rutina de ejercicios que sean de bajo impacto es bueno para tu salud y la de tu bebé, siempre y cuando no se posea alguna complicación durante el tiempo de gestación. Es importante que se elijan ejercicios suaves tales como, el caminar, practicar algunas posiciones de yoga o nadar.

Hacer estos ejercicios ayudará a que tu cuerpo se fortalezca por completo ante la llegada de tu bebé, además de que llega a mejorar el estado de ánimo y a disminuir el estrés en el cuerpo de mamá. Durante el primer trimestre de embarazo trota despacio dentro de tu hogar por una media hora, pasado el primer trimestre, puedes comenzar a realizar otras actividades como pilates o yoga.

Estos ejercicios suaves serán de gran ayuda para el control de la respiración, la postura de la madre, el fortalecimiento de la pared abdominal y para mejorar la circulación de la sangre en el cuerpo.


  • Una dieta saludable: Una buena alimentación es vital para mantener saludable al bebé y a mamá. Entre comidas no cae mal un pequeño refrigerio, sea a media tarde o en la media mañana. Lo ideal es que el plato contenga hierro, sea en formato de carne, pescado (sardina) u granos que lo contengan.

Asimismo, es importante complementar la alimentación con hierro en pastillas, de esta manera se evitará la anemia. Otro medicamento importante durante el embarazo es el ácido fólico, este mejorará el desarrollo del pequeño ser que viene en camino. Unir a esta dieta algunas frutas, verduras y agua apoyará a la madre y al bebe a mantenerse saludables. Es importante evitar las grasas y los azúcares en exceso.

Cabe mencionar que el embarazo es un proceso no solo repleto de cambios hormonales en la mujer, sino de cambios en su piel. Algunas pieles se tornan grasas, otras se secan. Sin embargo, esto es algo que se puede combatir con cremas especiales aptas para mujeres embarazadas, como las de la línea facial fillmed skin perfusión.

En otras zonas de la piel, como las del pecho y el abdomen, se generan estrías producto del estiramiento de la piel por el embarazo. Para ello, también existen aceites y cremas especiales que ayudan en su cuidado.

Problemas psicológicos durante y después del embarazo ¿Cómo enfrentarlos?

El impacto que posee el embarazo en una mujer, tanto de manera hormonal, como social, físico y cognitivo, llega a poner a prueba la salud psicológica de la mujer. Es posible que los problemas psicológicos comiencen debido a que la madre gestante aún no se ha adaptado a esta gran cantidad de cambios, hecho que se llega a entender, pues es mucho lo que se llega a procesar.

Los problemas psicológicos que se han percibido durante y después del embarazo suelen ser: Ansiedad, estrés, depresión y trastornos psicopatológicos. Y es que normalmente el postparto suele dejar a las mujeres un poco más sensible a este tipo de problemáticas, por lo que es común escuchar que una mujer que recién ha dado a luz sufra de depresión postparto.

También, es normal que, al llegar el momento de dar a luz, el miedo, la vergüenza o la inseguridad ataquen a la madre, siendo esto más común en mujeres en una racha de emociones delicadas o en madres primerizas.

El miedo de cometer algún error durante el parto o del mismo parto, el dolor que se ha de soportar o el temer no tener el temple para superarlo, es recurrente a la hora del alumbramiento, por lo que la mujer llega a pasar por una gran tristeza, por un grave estado de vulnerabilidad emocional o a sentirse decaída, a lo que se le une los fuertes cambios hormonales que sufre el organismo femenino.

Los familiares y su apoyo son una parte importante durante y después del embarazo, por ello es mejor mantenerse lo más cercano posible de los mismos, sea a través de llamadas o en persona, si se vive con las personas más importantes, mejor. También se recomienda recurrir a una terapia psicológica, que oriente en cómo poder dar una buena cara al postparto y al parto mismo, intentando disfrutar en lo posible estos cambios importantes para una mujer.

Ser madre es hermoso, saber que creaste una pequeña vida llena de luz y curiosidad llena el corazón, por lo que no temas, serás una grandiosa madre para tu bebé ¡No decaigas! Ahora alguien más depende de ti ¡dale todo tu amor! Y es seguro que te lo devolverá más adelante con abrazos y besitos llenos de saliva.

 

 

Álvaro